Nube pública y nube privada, ¿cuáles son las diferencias?

por grupo_admin.

¿Qué son la nube pública y nube privada?, ¿cómo entenderlas?, ¿qué conviene para tu empresa? Lo contestamos

Las empresas que acumulan grandes cantidades de data o aplicaciones, encontraron un alivio en la nube, un sistema de almacenamiento y servidores que se administra a través de internet y que implica no hacer cargos extra en software o almacenamiento externo, que además es una solución accesible y escalable. Pero la nube se ha vuelto más compleja con el fin de proveer a los usuarios de las soluciones que necesitan y ahora, las empresas tiene la posibilidad de elegir entre la nube pública y la nube privada, ¿conocen cuáles son las diferencias entre cada una? Nosotros tratamos de explicarlas para que decidan cuál conviene más.

Nube Pública y la Nube Privada | Grupo Arión

La nube pública es la forma más simple de las que adopta esta solución. Un proveedor de soluciones en la nube distribuye los recursos, servicios y plataformas a varios clientes en una red. Es decir, que es como si varios inquilinos convivieran en el mismo desarrollo, o sea, que varias instancias virtuales conviven en una misma instancia de software. Pero en la nube pública, la desventaja es que los clientes no son dueños en sí del lugar en donde están copiados sus datos, ni administran las operaciones, ni toman decisiones respecto a la seguridad y protección. Los clientes pagan por el uso que se le da al espacio de almacenamiento y pueden pagar por más si necesitan recursos adicionales, pero estos costos son bajos y por lo general se mantienen así.

Entre la nube pública y la nube privada

Lla segunda puede ser mejor para clientes que quieren sistemas dedicados solo a ellos, con accesos aislados. Las nubes privadas se ofrecen a través de entornos de autoservicio pero están protegidas por una red, precisamente, privada y con sus propias configuraciones y gestión. Esto a la vez significa que el entorno en el que se trabaja puede ser completamente personalizado, ideal para quienes ya saben exactamente cuánta carga de trabajo habrá o para quienes ya saben de antemano que sus aplicaciones empresariales no pueden funcionar igual en la nube pública. Su única desventaja es que los costos cuando necesitan crecer, pueden ser más elevados que con una nube privada, pero por seguridad vale la pena hacer la inversión.

Si aún no estás muy seguro de qué le conviene a tu empresa entre la nube pública y la nube privada, contáctanos, podemos orientarte y llevar a tu empresa a la transformación digital total con soluciones complementarias. 

Publicaciones relacionadas: